Soy Natalia Londoño Rosas - Rosas, porque tengo mamá-. Me conocen como La Nata y vos también podés llamarme así.

Me apasiona enseñar y guiar. Por ese motivo enfoqué mi desarrollo profesional en tres puntos fundamentales: la mentoría, la consultoría y los talleres. Mi objetivo como comunicadora es llevarte a que comuniques mejor, de forma más rápida y mas acertada la esencia y el propósito de tu negocio. Te ves diferente cuando lo comunicas diferente.

Mi carrera profesional

Soy comunicadora y esto sucedió porque el destino así lo quiso (como dice la canción). Yo era material disponible para la educación, iba a eser Licenciada en Literatura. A los 12 años,  llevada por la pasión de mi abuelito y la guía de mis profes de español que me acercaron a Poe, Lovecraft, Cortázar, Asimov... Empecé a escribir tímidamente en una libreta que me regaló con mucho amor mi querida madre (y que aún conservo, después de 10 años)

Mi carrera en marketing digital también comenzó porque el destino así lo quiso. Detestaba los celulares y toda forma de tecnología inteligente de los teléfonos. Yo lo único que quería era ser cronista análoga para una importante revista de crónicas de la ciudad. Y no. Por un trabajo universitario, el destino aprovechó, me miró de frente y de un tajo me mandó a ser parte del equipo Social Media de la Media Maratón de Cali – Juancho Correlón. Y, bueno, punto para el destino: me enamoré de la producción de contenidos para redes sociales (fotografía y texto), y eso que tenía un celular Nokia 1100. 
 
No recuerdo alguna etapa de mi vida donde me hubiese quedado quieta. «Estar en todo, menos en misa», es mi más preciada habilidad. Desde ese instante empecé a moverme más. Hice mi práctica en el área digital de un medio de comunicación; me peleé fuertemente con el periodismo, pero de nuevo el destino aprovechó mi desconsuelo y me presentó mi primer trabajo. 
 
Ahí desafié todo. Neonata, sin experiencia en digital y con un celular Nokia 1100, fui la primera Community Manager de una Intranet Colaborativa. Pasado un año de propuestas de estrategias, campañas, y muchas horas de escritura de contenido y de enseñar a las personas de la empresa a escribir, me ascendieron a consultora. Estando ahí, con las piernas temblorosas y la voz a veces quebrada por los nervios, estuve a cargo durante dos años de la estrategia de comunicación digital en compañía de las áreas de comunicaciones de empresas como Cámara de Comercio de Cali, Ocensa, Colombina, Fundación WWB Colombia, entre otras. 
 
Y en un mundo paralelo me esforzaba por continuar con mi aprendizaje en fotografía, escritura y marketing. Durante esa época asesoré múltiples emprendimientos caleños en temas de estrategia y marketing de contenidos. Así fue como me encontré con la Escuela de Fotografía Eduimagen, a quien debo el impulso para estar hoy aquí contándote cómo he dictado talleres en la Cámara de Comercio de Cali, la Fundación Academia de Dibujo Profesional, Fundación Coomeva, Universidad Autónoma de Occidente (donde también fui docente hora cátedra). 
 
En 2019 oficialmente tomé la decisión de establecerme como consultora independiente. Y aquí estás leyéndome. 
Si me querés conocer, personalmente en persona

Soy escorpio. Mi tía decidió que me bautizarían como Natalia por que, según ella en su mística docente, las Natalia «son aplicadas, inteligentes y juiciosas». Eso y mi día de nacimiento 9, conforman mi estrella de la «ñoñez».

Jamás fui buena para los deportes; pero siempre estaba en los primeros tres puestos de la clase con reconocimientos académicos. Lo mío siempre fue leer y escribir -participé en las olimpiadas de ortografía y concursos de poesía-; investigar y curiosear en enciclopedias -Encarta-, aprender nuevos idiomas – aprendí inglés sola, a punta de canciones, a los 11 años con ayuda extra de mis profesores; a los 14 años ya tenía nivel B2-. También tomé un curso de chocolatería artesanal y casi me convierto en bailarina de salsa…

Desde los 16 años, cuando entré a la U, tuve la convicción de que haría con mi vida lo que mi tía hizo de la suya: dedicarse a la docencia. Fue así como casi elijo estudiar Licenciatura en Literatura para dedicarme a enseñar a niños, pero el destino, como siempre tan leal a mí, me hizo esquivarla eligiendo Comunicación Social. Total que mi trabajo de grado tuvo los dos componentes fundamentales en mi vida: enseñar a niños a escribir a partir de la crónica como género periodístico y dedicar el trabajo a mi tía, a su labor docente.

Acontecimientos que han hecho diferencia en mi marca personal
  • Fui invitada un semestre completo, por un reconocido escritor caleño, a su clase de novela y creación en la Universidad del Valle.
  • A mis 18 años, publiqué mi primer artículo en el periódico La Palabra de la Universidad del Valle.
  • Publiqué en el periódico El País, medio de comunicación donde hice mis prácticas profesionales.
  • Me dijeron que no sabía escribir. Pero mi espíritu de rebeldía con causa y propósito me empujó a terminar con lágrimas en las letras mi práctica profesional. Dos meses más tarde gané el Premio Orlando Sierra de la Universidad de Manizales y el Periódico La Patria por mi columna de opinión -diatriba- publicada en El Giro, de la Universidad Autónoma.
  • En 2018 me invitaron a ser ponente en la conferencia de tendencias de comunicación para Centros Comerciales dirigida por ACE Colombia.
  • Ese mismo año, Cámara de Comercio de Cali me convocó como experta invitada para desarrollar un módulo educativo de realización de contenidos para redes sociales dirigido a emprendedores.
  • En 2019 fui Senior Account Manager en YPA Marketing Center y desarrollé todo el sistema de trabajo basado en metodologías ágiles (que aprendí sola…) y lideré un equipo de 12 personas dedicadas al marketing digital.
  • En 2020 finalicé una de las consultorías más importantes para mi carrera, ya que logré establecer el segundo equipo de marketing digital, esta vez en un modelo inhouse de agencia digital.
  • En marzo de 2020 lancé el curso aprende a organizar tus ideas para escribir mejor, en la plataforma Tutopress.co.

Me has visto en

Si lo veo en retrospectiva, creo que estoy hecha de energía dedicada a la escritura sonora. Por eso siempre leo en voz todo lo que escribo a mano con colores. Si no encuentro armonía, todavía le falta en composición.

¿Qué será de mi vida en un futuro muy cercano?
  • Continuar con mi proceso de formación. Espero hacer mi maestría muy pronto.
  • Quiero conseguir el nivel A1 de francés. Oui, Je parle a piú francais.
  • Mi deseo profundo es vivir una temporada de mi vida en Ciudad de México y hacer las tres cosas que más disfruto: enseñar, escribir y planificar campañas de comunicación.