Detrás de la visión cosmogónica de Samuel Bohórquez

Detrás de la visión cosmogónica de Samuel Bohórquez

Mientras cursaba cuarto semestre de Comunicación Social, tuve la oportunidad de hacer parte del equipo de periodistas literatos del periódico La Palabra, de la Universidad del Valle. Espero sus comentarios y que disfruten de este perfil.

—-

Samuel Bohórquez es el creador del ‘Daimonismo’, una corriente artística con la que demuestra el profundo afecto y admiración hacia la inteligencia que caracteriza al demonio en las diferentes culturas. Entre otras cosas, este pinto también refleja el comportamiento destructivo de los humanos.

 

La génesis del arte

Desde hace ya 25 años Samuel Bohórquez, caleño de nacimiento, Artista Visual, tecnólogo en publicidad y políglota, le ha mostrado a la ciudad y a Europa las proyecciones de su mente, cuando de niño se sumergía en el mundo onírico y veía demonios, que le atemorizaban e intentaba eludir. Sin embargo, durante su adolescencia comprendió que no debía huir más de sus visiones y que la única manera de estar en paz con ellas era sacarlas de su cabeza. Ahí conoció su destino como artista.

A través de múltiples viajes por el continente europeo, en busca de respuestas al origen de sus visiones, acudió a diferentes monasterios esperando que lo sacaran del lío de saber “si era un talento o una posesión demoníaca” como él mismo explica.

samuel-bohorquez-bio

En esa búsqueda encontró el camino de la espiritualidad y decidió entrar en los claustros sagrados con la esperanza de que el diablo no lo encontrara ahí, sin percatarse de que en esos aposentos este personaje le resoplaba en la espalda. “Cuando entré a los monasterios, vi muchas cosas que no creía: homosexualismo, corrupción, derroche de dinero, lujos, oro y tesoros, entonces me pregunté ¿cuál era la vida de la pobreza que decían predicar?” Después de este encuentro, lo que creía sobre el diablo y Dios, el bien y el mal, cambió completamente: decidió que se dedicaría a plasmar en sus pinturas lo que él llama “la divinidad terrenal”.

El mundo del Diablo

Sus obras en óleo sobre lienzo con la técnica de puntillismo brillan a lo lejos por los colores y formas exageradas que muestran la cara del ser maligno en diversas culturas como el catolicismo e hinduísmo. Además otra característica de su obra es que, con cada trazo, abstrae al ser humano y lo presenta como el demonio de nuestra sociedad.

En la introducción de su exposición ‘Visiones Cosmogónicas’ el artista manifiesta: “vivimos en una sociedad actual de chatarra, decadente, caótica, libertina, desechable, consumista, desenfrenada, virtual, ilusoria y apocalíptica… Este es el infierno y nosotros sus habitantes. Demonios llamados seres humanos.”

samuel-biografia

Debido a la inclinación que tuvo por estudiar teología mientras estuvo en Europa, el artista concluye que sus fascinaciones por el diablo se deben a la sabiduría y la inteligencia que este refleja, pues él piensa que este personaje es como cualquier persona corriente. Siente que en definitiva el hombre está mejor representado en esta figura, pues no cree que seamos tan angelicales como algunos piensan, porque mostrarse de esa forma implicaría ser una persona tranquila sin deseos; sentimientos contrarios a la ambición que nos hace desear cada vez más de lo que ya tenemos, el control absoluto de todo y la creación del caos.

 

Daimonopólis: una introspección en las ciudades

La corriente llamada Daimonismo viene del griego Daimon que significa ‘seres que proveen de sabiduría al hombre’ razón por la cual, el artista decidió crear esta forma de expresión para simbolizar lo que siente y experimenta a diario en las calles.

Daimonopolis es un libro creado en el año 2010 (el cual pretende publicar) que ilustra, con textos y dibujos en blanco y negro hechos con lapicero, el viaje cosmogónico al centro de las ciudades que brotan de su imaginación, esas que están envueltas en las brazas del infierno y son gobernadas por los demonios que dibuja.

daimonismo-samuel-bohorquez

Por su experiencia, un poco fría y muerta, en el antiguo continente, decidió volver a Cali, la ciudad que más le llama la atención porque aquí puede experimentar la adrenalina callejera y el colorido, los paisajes y el calor, las mujeres exuberantes y los trajes pintorescos y brillantes que danzan a diario bajo el aroma de fiesta que se vive a diario.

La imagen que tiene Samuel Bohórquez del demonio es de completa admiración. Su obra es un homenaje a las problemáticas inventadas por el propio hombre desde que, en el capítulo del Génesis en La Biblia, Adán y Eva, llevados por la tentación probaron el fruto del árbol de la sabiduría para conocer la inteligencia.

Publicado en 2011.

Imágenes tomadas del perfil de Facebook Sammael Bohorquez Art