¿De dónde salen las ideas para publicar en redes?

¿De dónde salen las ideas para publicar en redes?

No lo dicen los estudios, lo dice la experiencia. La primera pregunta en una asesoría es: ¿qué puedo publicar en mis redes? Si tienes esa misma pregunta, por favor, dedícate 10 minutos de aquí en adelante y si quieres trae papel y lápiz. 

Este motivo es una angustia. Entiendo que como emprendedor estés más preocupado por la calidad de tu producto y/o servicio y busques  diferenciarte de la competencia por que eres el mejor. Y eso está bien, sería raro que no te preocuparas por eso. Pero antes de preocuparte por eso, ¿ya te preguntaste cuál es el propósito de tu emprendimiento? Y si no, entonces aquí va el primer ejercicio. 

Ejercicio #1

Siéntate en un lugar en donde tengas toda la comodidad. Ponte audífonos si hiciera falta. Cierra los ojos y piensa en eso: ¿por qué creaste tu emprendimiento? No entres en pánico si haces esto y no lo logras a la primera. Seguro te vas a tardar días. Pero sigue leyendo. 

Entonces, cuando parezca que esta pregunta se ve muy complicada de responder, te dejo este otro ejercicio. 

Ejercicio #2

Varía la pregunta. Hazlo desde estas otras:

  • ¿Cuál es la motivación para levantarme todas las mañanas y seguir adelante con este emprendimiento? 
  • ¿Cuál es el problema principal que le estoy solucionando a las personas que me compran? 
  • ¿Cómo llegan estas personas hasta mi emprendimiento? ¿Cómo me reconocieron y me volví relevante? 

Yo sé. Mucho existencialismo en un solo post, pero es por esto: el motivo por el que no sabes ni siquiera qué publicar en redes sociales, o qué blog escribir, es por que dejaste de mirar hacia adentro y estás buscando las respuestas afuera. Estás tan preocupado por lo que hacen las otras empresas que están en tu misma industria, que es posible que, o te hayas vuelto una copia de ellas, o sientas que ellas te copian a ti.

«Mirar hacia adentro» parecería tan sencillo. Ahora con la cuarentena ese es el discurso: mírese adentro (¿a cuál adentro? ¿a mis entrañas? ¿o a un adentro figurado?) que las respuestas las tiende dentro suyo (¿en el estómago? ¿la sangre tiene la respuesta?). Yo sé. Parecería tan sencillo, pero el primer ejercicio de instrospección es el más complicado. 

No te angusties, te tengo buenas noticias: cuando hagas esta instrospección, estarás (ahora sí) en tu punto de partida y ahí vendrán más ideas para publicar.

Tip: cuando estés pensando en qué publicar, lo último que debería importarte es el formato. Si no tienes un buen tema de conversación, estás anulado. Te vuelves irrelevante y vas a entrar en la terrible cifra del 94% de las personas que dejan de seguir a una marca porque le entrega mensajes irrelevantes 😭

Dato: el propósito te ayuda a entender cómo tu producto le hará la vida más fácil a tu cliente. Una vez entiendes eso, vienen todas las ideas.

Te interesa leer: tres pasos sencillos para atraer la atención de tus clientes en medios digitales.

Si tu negocio no tiene un propósito más allá de solo hacer dinero, entonces no tiene nada de qué hablar. 

Estoy siendo muy dura, lo sé. Pero si quieres que te diga, en serio, qué vas a publicar, habla contigo mismo primero. 

Ejercicio #3

Si ninguno de los dos ejercicios anteriores funcionaron, te dejo el que nunca falla: el círculo dorado de Simon Sinek. Con este ejercicio lo encuentras porque lo encuentras.

  • Usa esta técnica que nos indica Sinek. Son tres pasos: 

Te interesa leer: Marketing e Inbound Marketing para emprendimientos, ¿cuál elegir?

Si no te queda claro, aquí te dejo el video con el que lo conocí y con el que, sinceramente, me volví su seguidora. 

Qué tal sí, cuando hagas este ejercicio, vas a Instagram, ¿y lo publicas en tus historias? Cuéntame el cuento. Ah, ¡y me etiquetas! @lanata_r

Si aún no te sientes motivado para hacerlo por historias de Instagram, entonces, déjame aquí tu comentario. ¡Es fácil! Solo tienes que estar conectado a Facebook, ¡y voilá! 

Te escribiré pronto 🙌

Cabezote patrocinado por la foto de Burak K en Pexels